Un pregón de sabores y tradiciones para celebrar a Guayaquil en el Bankers

Un pregón de sabores y tradiciones para celebrar a Guayaquil en el Bankers

Hace siglos, el mismo río que se ve desde los amplios ventanales del Bankers Club, atestiguó el nacimiento de Guayaquil. Fundada bajo el patronazgo del apóstol Santiago, la Perla del Pacífico ha crecido muchísimo desde los primeros días en que se asentó sobre el Cerro Santa Ana, desde donde se defendió de piratas e incendios voraces. El artista francés Ernest Charton pintó en 1849 una vista del cerro desde un ángulo muy similar al que hoy nuestros socios miran el barrio donde nació la ciudad. Desde hace décadas, los guayaquileños celebramos ese natalicio en el mes de Julio. En el Bankers Club rendiremos homenaje a Guayaquil con platos típicos y algunas sorpresas que hemos preparado.

No hay un plato más guayaquileño que el seco. El seco es, en realidad, un guiso pero se le dice seco. La receta se remonta a épocas precolombinas: parte originalmente de una fermentación de chicha. Del 12 al 21 de julio, en el restaurante del Bankers celebraremos a Guayaquil con un especial de esta delicia típica. Habrá ocho variedades de secos.

 En la cafetería, también habrá homenajes a nuestra ciudad. Durante varios días, del 10 al 21 de julio, serviremos desayunos clásicos guayaquileños, como el aplanchado con chocolate o café de pasar y el indispensable encebollado. Los socios que lleguen al club de guayabera, tendrán una cortesía: una cerveza en el bar o un jugo de la cafetería. Además, deberán estar atentos a las sorpresas que preparamos para estas fiestas juliana, como degustación de los legendarios helados ideal, entre otras.

Guayaquil se fundó, oficialmente, el 25 de julio de 1535. El proceso histórico de su asentamiento al pie del río Guayas, a escasos metros de donde se erige imponente el edificio que el Bankers Club, ha sido motivo de constante revisión por historiadores, arqueólogos y otros expertos. Para sus habitantes pasados, presentes y futuros, sin embargo, la identidad forjada desde el momento en que los conquistadores españoles adoptaron como propio el nombre del pueblo de los Guayakile, se ha ido consolidando. Esa identidad, esa forma de ver el mundo, es lo que los guayaquileños celebramos en este mes en el más importante club de empresarios de la ciudad.

By | 2018-03-27T22:40:24+00:00 junio 30, 2017|Categories: Sin categoría|